martes, 6 de enero de 2009

LA MAQUINA DEL TIEMPO... POR FIN DESCUBIERTA.



Hoy dedique un poco de tiempo a recordar lo que había olvidado completamente. Que cómo le hice? No lo se en realidad, pero es verdad que a veces se puede conseguir. No pensamos como fue la primera vez que lo hicimos para salir del paso, pero es la verdad que no le hacemos caso al pasado, que tratamos de evadir la mayoría de las veces lo que nos hace daño. Como el enfermo de gastritis que olvida diariamente que la leche le hace mas daño que bien, a pesar que no pareciera.
Hoy es un buen dia para sentarse en ese mullido sofá, y regresar un poco en el tiempo… Hace tanto tiempo que les he perdido la pista a mis amigos, los cuales han ido por otros caminos profesionales y personales, tras la búsqueda eterna de la trascendencia y la realización. Los extraño, extraño sus sonrisas y hasta sus caras largas infaltables algunas veces. Extraño sus anécdotas, asi como quizá ellos extrañarán eventualmente las mías… lo harán en realidad? Nunca lo sabré. (no es cierto muchachos) jeje.
Hoy recuerdo esos meses frios de enero, cuando recién llegué a vivir a TGZ, ciudad capital de mi estado la cual no tenía en gusto de conocer. Nunca nos presentaron en realidad, pero ambos nos acoplamos. Nunca me asaltaron, siempre conservé mi adorado anonimato.. nunca tuve problemas graves.
Extraño hoy dia sus frias mañanas, y ese pequeño cuarto de azotea donde pasé muchas horas estudiando, hasta entrada la madrugada, en la que la señal para irme a dormir un rato era el avión de la Fuerza Aerea que regresaba de su recorrido, a eso de las 5am… La casa donde viví los primeros años estaña cerca, cerca del Aeropuerto militar de Terán. Zona muy tranquila donde nunca pasaba nada, y si pasaba no lo veía porque no he sido callejero. Muy cerquita y casi enfrente de la prepa 2 de TGZ, veía pasar diariamente a infinidad de niñas bonitas hacia la escuela. Nada más las veía, porque de hablarles nada… Mejor dormía, sino a que hora?
Hace ya tiempo atrás existió una serie televisiva llamada Houser Md.. Doogie Houser era un niño genio que abrazó la carrera médica. Me identifiqué con este personaje inmediatamente. Un joven que desde siempre quiso ser médico. Y siempre escribía un diario personal. Ahora es entrañable la pantalla azul escribiendo con perfecta técnica sus ideas y experiencias diarias.. Ah.. que tiempos aquellos.
En TGz hacía un frio intenso, o es que ya después me adapté. Ya no lo volví a sentir más que los dos primeros años. Yo siempre pensé que era el famoso cambio climático.
Ahora mismo hace frio, pero no en mi ciudad. Es una delicia el calor, hasta los patos y uno que otro extranjero se viene a cobijar a este rinconcito de patria.
El recordar es volver a vivir. Sinceramente nunca más tendrán tiempo para disfrutar de lo que ahora mismo se pierden. No excesos. Pero tampoco limitaciones absurdas. Uds saben hasta donde y sobre todo con quién.

4 comentarios:

Ernesto Moré dijo...

k padre que aunque no sea originario de Chiapas ya se sienta parte de este estado tan cool!! Ojala diera clases en mi escuela se me hace k usted es un doctor en onda y de otro nivel ^^

**Lucerita-Asíntota** dijo...

Es de lo más delicioso sentarse a recordar los momentos cool del pasado, y luego es muy gracioso contar la misma historia miles de veces hasta que harte haha, mi mamá y mi hermana se saben de memoria mis piñaventuras del bachi :P

¡Reunirse con viejos amigos también es formidable! Cuando puedo ir a visitar a mi sensei en el bachi, a veces pasamos toda la hora hablando de lo mismo y recordando los viejos tiempos, haha, llegan sus alumnos e intenta deshacerse de ellos rápido para seguir platicando, o sus alumnos me ven y preguntan: "¿Vuelvo más tarde cuando se desocupe?" haha... Hace casi un mes vi a una vieja amiga de la secundaria y duramos todo un domingo fuera en una convención de ánime...

Bueno, saludos doctor y un abrazote desde Chiwas...

Auf wiedersehen!

Edgar Lopez dijo...

Hola gracias por el comentario que hiciste en mi blog, he visto el tuyo y me agrada ver gente que piensa.

Xhabyra dijo...

es muy bueno hacer memoria de vez en cuando para activar la maquina del tiempo, los que somos de mala memoria requerimos a artilugios tecnologicos para ir y venir fisicamente en el tiempo para presenciar aquellas cosas que no recordamos pero que cuando volvemos de verlas nos deja un buen sabor de boca haberlas vivido nuevamente, supongo que eso ocurre con los recuerdos archivados en el cerebro, DIOS como quisiera aun tener cerebro.

Oye, gracias por recordarme el nombre de dogi jauser, a mi me gustaba verla, no me converti en doctor, es mas no me converti en nada pero me gustaba mucho verlo como se sentaba a escribir en su computadora cada noceh a relatar lo acontecido en el dia, por ceirto esa es una de las mejores tecnicas para el desarrollo de la memoria ahhhh si tan solo tuviera cerebro (dijo el espantapajaros a dorothy) y ver como la computadora al final de cada episodio guardaba la informacion de su vida,... OYE ANALIZANDOLO TODOS LOS BLOGGERS SOMOS Dogi jauser ¡Oh yeah!